Homenaje a Blas de Otero en Citrum Audiovisual

Participantes homenaje

Buenas.

El pasado viernes tuve el placer de participar en un homenaje a Blas de Otero, a raíz de los cien años que se cumplen de su nacimiento. El recital-homenaje tuvo lugar en Citrum Audiovisual, un espacio en pleno barrio del Carmen de Murcia, que dio techo y cobijo a este encuentro literario y musical.

Homenaje a de Otero en Citrum

Durante alrededor de un par de horas, estuvimos hablando sobre la vida y obras del poeta social. También se leyeron poemas del mismo, que se intercalaron con algunas canciones por parte de Mar de Fondo y Andrés Gimenez, y con los poemas que cada uno de los participantes (alrededor de una quincena) había escrito adrede para este encuentro. Dichos poemas han sido recogidos en un cuadernillo que ha sido coordinado por Julián Gómez de Maya y Helena Paso Real, y que se distribuyó gratuitamente durante el acto.

Homenaje a Blas de Otero

Éste es el texto que yo escribí para la ocasión:

 

MAS QUE SUFICIENTE

“No sigáis siendo bestias disfrazadas
de ansia de Dios. Con ser hombres os basta”
(Canto Primero, Blas de Otero)

Te la pasaste buscándolo,
Blas.
Te la pasaste
buscándolo.
El amor, en cualquiera de sus formas
y tamaños.
La vida es sacra y si los ojos te lo permiten
puedes ver a Dios en un abrazo fraternal
en el campo de batalla
de los verbos
o en un ombligo de mujer.
Pero eso tú ya lo supiste.

Te la pasaste buscándolo,
Blas.
Te la pasaste
buscándolo.
Huyendo desesperado
de un sitio a otro.
Escribiendo desesperado
de un margen a otro.
Pero puede que no haya suficiente mundo,
ni papel, ni amor, ni dicha,
para inconformistas como tú.

Que cada uno aporte lo que sepa,
escribiste un día
y es más que suficiente.

 

Sea como fuere, una buena ocasión para conocer y departir con otros compañeros del gremio y para recordar a una de las voces esenciales de la poesía social española.

PD. El homenaje tendrá una réplica, posiblemente, para octubre de este año, según los coordinadores, en colaboración con los Encuentros de Cultura de la Universidad de Murcia.

PD. 2 La gente de Citrum tiene en marcha un festival de microcortos dedicado este año a la lucha contra las enfermedades raras. Echadle un vistazo porque pinta más que bien y los premios resultan bastante interesantes.

Diciembre: Un homenaje y un recital contra el cáncer

Sé que este blog está más parado que Rajoy ante el proceso de independentismo catalán. Una serie de cambios vitales me han ido alejando de las intenciones con que antes me desparramaba por aquí. No obstante, como éste sigue siendo el mejor punto de referencia sobre mis textos que hay en Internet, he decidido mantenerlo vigente con dos objetivos: el del autobombo (lo más cómodo de hacer, lo que menos interesa a los lectores) y el objetivo de escribir artículos de opinión, reseñas, críticas o monólogos internos sobre el mundillo de la escritura/literatura (algo no tan cómodo para mí, pero un contenido más “útil” para los lectores).

Dicho esto, procedo a anunciar un par de cosas:

Patrick Ericson & Eric Luna

  1. El pasado 11 de diciembre recibí junto a mi padre un galardón-barra-homenaje por parte la cadena local de radio Cope Espuña. Estos premios rinden homenaje cada año a personas de mi localidad natal que han destacado a lo largo del año en algún contexto. A mi padre y a mí nos (re)premiaron por el asunto de estos premios literarios. Un gesto pequeñito, pero que da calor.
  2. El próximo domingo 27 de diciembre participaré recitando algunos poemas en el evento “Murcia pinta mucho contra el cáncer”, un festival de artistas comprometidos de algún modo con la problemática de esta enfermedad. Será en el auditorio Victor Villegas de Murcia, de las 17 a las 20 horas.

Murciapintamuchocontraelcancer

PoesíaymúsicaMurciapintacontraelcancer

…Y así parece terminar este 2015: Con relatos, con poesía y con las ganas puestas en los nuevos objetivos para 2016.

Cualquier novedad, os la haré saber por aquí 🙂

Escribir un libro pulp (8): Reseñas, adelantos y venta callejera

pulp_magazines

La primera reseña a “Negra, fría, dura y en tu boca” llega de mano de los compañeros de RelatosPulp.com que han tenido a bien dedicar un espacio a este libro de relatos para adultos en su nueva página Pulp69.com.

Aquí podéis leer el enlace.

Desde aquí, le envío gracias a Emilio, que es quien gestiona ambas webs destinadas a la propagación y a la subcultura del pulp.

Desde esa misma reseña hay un enlace a uno de los relatos de “Negra, fría, dura y en tu boca” que he subido a Issuu para su lectura gratuita. En los diez días que lleva subido a Issuu ha registrado cerca de 900 lecturas.

Se trata de “Puta suerte” y podéis leerlo también aquí:

Terminados los actos “formales” de presentación del libro, me lancé durante la pasada semana a vender el libro yo mismo cerca del foro de la universidad de Concepción. Allí se suelen reunir jóvenes y no tan jóvenes vendiendo todo tipo de cosas, desde bocadillos y trufas de chocolate caseras a libros pirateados.

Mientras en Madrid los escritores se dan codazos por hacerse un sitio en la Feria del libro, yo montaba mi particular feria del libro, al solecito, frente al campanil de la universidad. Hablándole a todo el que se paraba a preguntar acerca de la literatura pulp, del libro o de por qué escribí esas historias. Es toda una experiencia vender tú mismo el libro que has escrito. Hay que estar dispuesto a defender la propia obra en persona. Además, hablar sobre lo que has escrito puede llevarte a descubrir qué te movió a la hora de crear tal personaje o cual anécdota.

A lo largo de la semana pasaron por allí varios amigos y amigas, como Pablo, que aprovechó para hacerme estas fotos mientras hablaba con un estudiante que se paró a preguntar.

1016667_251692558296247_1783304583_n

1011828_251691831629653_62873450_n

Si quieres leer “Negra, fría, dura y en tu boca” de forma íntegra, puedes conseguir un ejemplar en papel, al precio de 5 euros, escribiéndome al correo de contacto que encontrarás en la barra lateral o puedes adquirir la versión digital pinchando aquí.

Escribir un libro pulp (7): Presentación en Del Aire Artería

IMAG1283

El miércoles de la semana pasada, Constanza, Valentina y el resto del equipo de Del Aire Artería hicieron un hueco en su agenda para hacer posible la presentación del libro de relatos pulp de un servidor: “Negra, fría, dura y en tu boca“.

Hasta allí nos movilizamos Fer Torres Cancino (psicóloga, lectora empedernida y amiga) y éste que teclea, junto a un modesto pero respetable grupo de amigos, para escuchar lo que Fer y yo teníamos que decir acerca de la literatura pulp y de las cinco historias que componen “Negra, fría, dura y en tu boca”.

Aquí un extracto de lo que se me ocurrió decirles a los asistentes, mientras ellos trasegaban unos zumos naturales de a litro:

“(…) Cuando los temas de los que tratan estas historias empezaron a convertirse en nubarrones negros, que volaban por encima de mi cabeza, vi la necesidad de escribirlos.
Mi intención era escribir sobre los efectos de las crisis en las personas. Nosotros que, como seres humanos, podemos aspirar a ser altruistas, solidarios, creativos, espirituales… ¿Qué ocurre cuando una crisis econónica, espiritual o moral se instala en nuestra cabeza? ¿En qué clase de monstruos podemos llegar a convertirnos?

Los monstruos son reales. Y a mí me daban tanto miedo los monstruos a los que acababa de abrirles la puerta, que mi mejor opción fue convertirlos en una caricatura, en una desproporcionada e histriónica y risible imagen de ellos mismos. En otras palabras: En pulp.

(…)”

IMAG1288Aquí, yo con Fer que, aunque parece que esté durmiendo mientras yo hablo del libro, en realidad está escuchando atentamente con los ojos cerrados. O eso dijo.

IMAG1298Aquí el sector de fans e incondicionales, encargados del suministro de ejemplares que no falten. Nótese que Charles, el morenito de la izquierda, se llevó un ejemplar para aprender español, aún siendo canadiense y entendiendo más bien poco de castellano vulgaris. Todo un honor para mí. Chúpate esa, Cervantes.

IMAG1302Aquí, uno de los cuadros que podían verse en la exposición que había en ese momento en Del Aire Artería. Obsérvese que el tema escogido parecía versar sobre la locura. Algo muy adecuado, teniendo en cuenta el libro lleno de demencia y despropósitos mentales que presentábamos en sociedad aquella noche.

IMAG1318

Como mandan los cánones de este tipo de reuniones sociales, terminamos por irnos a un bar a celebrar que “Negra, fría, dura y en tu boca” formó parte, por una noche, de la cultura under under súper underground de Concepción.

IMAG1319

Aquí mi compañero de piso, que desde que descubrió la palabra “puñetero” no hace más que llamarme así. En efecto, soy bastante puñetero. Por eso le saqué esta foto en la que anda cuestionándose la inmortalidad del cangrejo, mientras la “V” de la victoria sobrevuela su cabeza.

IMAG1322

Como se puede ver, me dio tiempo a cambiar la chaqueta formal de los domingos por la chupa de cuero falso. Y es que los bares son cosa seria y no puede entrar uno vestido de cualquier manera.

IMGP0850

Por otro lado, un día antes de la presentación, con la ayuda de mi pareja y del pelirrojo de la foto de antes, sorteamos un ejemplar en papel, entre los seguidores de la página de Facebook del libro. Me comprometí a entregar en mano o por correo un ejemplar al elegido y el ganador fue Simón González, un viejo amigo al que hace un montón que no veo.

Ya tenemos excusa para que me invites a una cervecita cuando regrese a España, Simón. Este ejemplar que tengo en la mano es el tuyo. Enhorabuena.

Pd: Si participaste en el sorteo y no ganaste (de verdad que lo siento, pero sólo puede ganar uno) o si, simplemente, te apetece asomarte a estos relatos para adultos que tan buenas críticas están cosechando entre los amiguetes (y mira que, no sé los tuyos, pero los míos son más bien tirando a cabroncetes), puedes hacerte con el libro en Amazón o bien, en papel, poniendo el cursor sobre el sobre que hay en la barra de la derecha y escribiéndome al correo. Si te interesa encontraremos el modo de hacértelo llegar.

Confieso que he escrito: 4 años, 200 posts

IMGP0316

…seamos todos, cumpleaños feliz!

Os introduzco así en esta entrada número 200 del blog: Como si, de pronto, abriérais la puerta de una habitación y os encontrárais con que se está celebrando un cumpleaños. Supongo que, de alguna manera, eso es lo que es esto: Un cumpleaños íntimo, celebrado a puerta cerrada, en este humilde blog.

4 años.

Han pasado tantas cosas en este tiempo, que si tuviese que hacer inventario, me aburriría y preferiría contar lo que no ha cambiado. Nunca lo había pensado, pero un blog siempre tiene a alguien detrás y, lo más probable, es que ese alguien cambie con el tiempo. Él o ella y sus circunstancias.

Echo la vista atrás y veo cantidad de cosas que se quedaron allí, en el pasado. Sin embargo, otras siguen vigentes. Hablo de valores, hábitos, trabajos, personas… Si saco alguna conclusión de esto es la de que todo lo que no se ha quedado por el camino, esas poquitas cosas que no han cambiado en todo este tiempo, de alguna forma, me definen mejor.

Una vida se construye a partir de elecciones. No siempre las que tomamos son las más acertadas, pero siempre nos pertenecen. Por tanto, yo soy mis elecciones. Yo elegí, por ejemplo, escribir este blog y ésta es la bicentésima entrada del año cuatro.

Viéndolo con perspectiva, este blog es un caos.

He escrito poemas, he escrito relatos (bastante mejorables, la mayoría), he reseñado libros o he recomendado lecturas, he contado anécdotas de mi propia vida, he hablado de eventos literarios en los que he tomado parte o que yo mismo he promovido, he apoyado actividades literarias o culturales ajenas con las que me sentí identificado, le he dedicado unas líneas a músicos del Club de los 27 y otros difuntos, me he desahogado, he hecho el payaso, he escrito artículos de opinión, crónicas sobre el 15M o las elecciones generales de 2011, he escrito prosas poéticas, he pedido silencio, me he puesto paranoico, he hablado de técnica literaria o de colaboraciones en fanzines o de bibliofilia, he hecho auto-bombo, he escrito con humor, con drama, con soberbia, me he contradicho cantidad de veces… Hasta una vez le escribí unas líneas a un busto de Beethoven.

Por este blog ha desfilado gran parte de lo que he escrito: Tres poemarios (uno de ellos, cartonero), una plaquette, un guión para un corto (que por fin ha sido rodado), una novela pasajera e inmadura, mis artículos de opinión publicados en la revista Entrelíneas y un libro de relatos pulp.

He escrito cosas de las que seguramente siempre me sienta orgulloso y cosas que, a día de hoy, me dan vergüenza de sólo pensarlas. He aprendido que así es el camino: Sin miedo a equivocarte. Sin esperar palmaditas en la espalda. Sólo divirtiéndote. Poniéndole emoción.

He escrito en mi cuarto. A veces (en las que no quería que se enfriara la chispa de la inspiración), también desde el trabajo. He publicado entradas viviendo en cuatro ciudades distintas. He escrito rodeado de gente y completamente solo en casa, por no terminar hablando con mi propia sombra. He escrito con música. Con lluvia. Con sueño. Ilusionado, siempre, con la idea que me estaba empujando a escribir.

Lo tenéis que saber. Todos los que estáis al otro lado y escribís también. Tenéis que saber de lo que hablo. Nadie me ha dado un euro por estas palabras (miento, una vez me ofrecieron 50 por escribir un publirreportaje en este blog, a lo que me negué, por cierto) y, sin embargo, no he dejado de hacerlo.

No es que pretenda darle a esto un mérito que no tiene. He sido bastante vago. 200 entradas en cuatro años sale a… 4,16 entradas al mes. Vagancia de la mala, vaya.

Mi actividad bloguera, aunque escasa, se remonta hasta marzo de 2008 con Puro olor a incienso y, en realidad, hasta septiembre de 2007 con un blog anterior, que el dios de la worldwideweb se tragó hace tiempo, junto a mis textos.

Pero éste es mi cumpleaños y me toca soplar las velas. Pedir un deseo. Y, en este momento deseo seguir escribiendo, pero cambiando de tercio. Evolucionando un poquito.

Supongo que seguiré escribiendo aquí como hasta ahora, a trompicones, por rachas, para contar alguna novedad o anunciaros algo de lo que he escrito. Puede que un día cuelgue el cartel de cerrado. Últimamente, lo venía sopesando. Tengo en mente nuevos proyectos y siempre es bueno establecer un antes y un después, de algún modo. No sé. De momento y hasta nuevo aviso, sigo por aquí.

Generando caos.

Con los dedos bailando al son de la música que suena en mi cabeza.

Postdata: El de la foto soy yo, sentado en la barandilla de las cascadas de los Saltos de Laja, aquí en la región del Bio-Bio. Creo que resume un poco todo lo escrito. Arriesgar, sin miedo a caer. Porque la mayoría de las veces que uno cae, siempre puede levantarse.

Escribir un libro pulp (3): Hora de maquetar

flashazopulp

Siguiendo con este especial Cómo escribir un libro pulp y tras terminar de pulir el material en crudo, pasamos al momento de la maquetación.

No me considero un experto en la materia, si bien es cierto que, en la época en que estuve trabajando para la revista Entrelíneas, además de redactar, diseñar la publicidad y hacer de hombre-carpeta, también hice mis pinitos como maquetador. No eran las mejores maquetaciones que pueda lucir una publicación seria, pero le ponía empeño, me gustaba lo que de creativo tenía aquello y me gustaba experimentar con la disposición de texto e imágenes.

En aquel tiempo maquetábamos con Indesign CS3 que, para la época, era de lo mejorcito que podías usar para montar una revista.

Sin embargo, para este libro de relatos del que pronto os revelaré el título y la portada definitiva he empleado Scribus.

scribus-desktop

Scribus es un software libre de maquetación bastante sencillo de usar y que además cuenta con bastantes guías a un tiro de piedra de buscador. En enero de 2013 salió la versión 1.4.2, que es la que he usado yo. Cualquier duda que tengas sobre cómo crear páginas maestras, insertar texto o numerar páginas lo puedes resolver por medio de manuales tan completos como éste.

Para la maquetación de este libro he escogido la tipografía Minion Pro, un tipo de fuente que suelen utilizar algunas editoriales de narrativa para sus textos. Alargada y de ángulos cortos. Con serifa. Tiene estilo y es muy de libro. Es la que podéis ver encabezando este post.

Me está gustando estar “encima” de todo el proceso. Aunque eso conlleve darle mil vueltas a la búsqueda de erratas, al tamaño de los márgenes o a cuántas palabras debe haber por línea…

Las ochenta páginas que componen el libro se las he pasado a una editorial de libros digitales (previo registro intelectual de los textos) con la que creo que podría encajar, tanto por temática como por extensión. Esperaré a ver si llega una respuesta positiva y, si no, siempre nos quedará Amazon para la versión ebook.

Hace poco me enteré de la existencia de una nueva plataforma para la maquetación de libros digitales. Su nombre es Papyrus y es una nueva solución para los amantes del háztelo tú mismo editorial.

No sé qué tal resultará, habrá que investigarla. De momento, la dejo para quien tenga tiempo para indagar y a quien le pueda servir. No obstante, siempre es recomendable contar con los servicios de un maquetador profesional, como estas colegas que son cojonudas en lo suyo.

Para aquellos que seguís Resaca de Pisco, decir que llevo dos semanas sin actualizar, pero es que he estado totalmente centrado en acabar este libro y en renovar los papeles para que no me echen de Chile, al menos durante los próximos tres meses. No hay excusas. Pronto, un nuevo capítulo que ya tengo en mente. Sólo que hay sentarse y teclear.

De momento, eso es todo.
Pronto, la portada.

Regresar de la Patagonia

IMGP0756


Cuando era un crío no sabía bien qué era la Patagonia. Imaginaba que sería un lugar y que estaría bien lejos, ya que en los cómics de Mortadelo y Filemón siempre era el lugar al que los agentes de la TIA huían tras liarla parda o bien adonde el Súper les amenazaba con mandarles si volvían a cagarla en una misión.

Secretamente, la Patagonia era uno de esos lugares a los que de niño soñé con ir, hasta que crecí y pasó lo de siempre, que uno aparca los estúpidos anhelos infantiles por considerarlos eso: estúpidos e infantiles.

Sin embargo, esta semana pasada, aprovechando que desde Concepción no distan más que unas diez horas en bus, aprovechamos para cruzar la frontera, renovar el visado de turista por tres meses más y visitar un pueblecito patagónico de la Argentina: San Martín de los Andes.

IMGP0742

La experiencia ha sido intensa, pero ante todo grata: Probamos el chocolate andino y el cordero a la brasa que hacen aquí, alquilamos un coche para recorrer la ruta de los Siete Lagos que une San Martín con Bariloche y aproveché para visitar la única librería de la localidad: Patalibro; que estaba abarrotada por lo económicos que son los libros en Argentina (comparado con Chile).

IMAG1220

Es en esta librería donde encontré, por primera vez, un libro cartonero entre las estanterías. Éste:
IMAG1217

Al volver de Argentina, me encuentro con que Luís, un colega, ha subido a Facebook unas instantáneas de mi poemario cartonero “Caviar para gusanos“. No sabes la ilusión que me hace, Luís, tío. Un escritor es lo que escribe y esto, aunque parezca una gilichorrez, a 10.000 kilómetros de distancia, hace ilusión.

316185_10201086628664339_1649422951_n

Recuerdo que antes de venir para Chile soñaba frecuentemente con aviones que despegaban conmigo dentro. Ahora, suelo soñar con gente a la que echo de menos, con cervecitas en una terraza en España y cosas así.

El otro motivo de alegría llega por medio de Álvaro (Koki, para los que lo hemos compartido casa y experiencias con él). Koki era uno de los habitantes del piso en el que estuve viviendo en Granada, una de las tres personas que ha dejado una huella imborrable tras mi paso por la ciudad de la Alhambra, alguien con una mentalidad de vida con la que me sentí bastante identificado.

A raíz de nuestra convivencia y de sus conocimientos de realización salió una propuesta de unir fuerzas y rodar el guión de un corto que escribí hace siglos y del que, quienes me conocen bien, han oído hablar aunque sólo sea una vez: “La bañera“.

976222_4944015594217_1475523833_o

Pese a que el año pasado dicho proyecto quedó en agua de borrajas, hará un mes, Koki retomó la idea. Revisé y corregí el guión para él y, según tengo entendido, ya ha sido rodado. Espero que todo vaya sobre ruedas y poder ver esa historia en una pantalla.

977888_4949563172903_1756090882_o

Esta imagen significa para mí mucho más de lo que puedas imaginarte.