Homenaje a Blas de Otero en Citrum Audiovisual

Participantes homenaje

Buenas.

El pasado viernes tuve el placer de participar en un homenaje a Blas de Otero, a raíz de los cien años que se cumplen de su nacimiento. El recital-homenaje tuvo lugar en Citrum Audiovisual, un espacio en pleno barrio del Carmen de Murcia, que dio techo y cobijo a este encuentro literario y musical.

Homenaje a de Otero en Citrum

Durante alrededor de un par de horas, estuvimos hablando sobre la vida y obras del poeta social. También se leyeron poemas del mismo, que se intercalaron con algunas canciones por parte de Mar de Fondo y Andrés Gimenez, y con los poemas que cada uno de los participantes (alrededor de una quincena) había escrito adrede para este encuentro. Dichos poemas han sido recogidos en un cuadernillo que ha sido coordinado por Julián Gómez de Maya y Helena Paso Real, y que se distribuyó gratuitamente durante el acto.

Homenaje a Blas de Otero

Éste es el texto que yo escribí para la ocasión:

 

MAS QUE SUFICIENTE

“No sigáis siendo bestias disfrazadas
de ansia de Dios. Con ser hombres os basta”
(Canto Primero, Blas de Otero)

Te la pasaste buscándolo,
Blas.
Te la pasaste
buscándolo.
El amor, en cualquiera de sus formas
y tamaños.
La vida es sacra y si los ojos te lo permiten
puedes ver a Dios en un abrazo fraternal
en el campo de batalla
de los verbos
o en un ombligo de mujer.
Pero eso tú ya lo supiste.

Te la pasaste buscándolo,
Blas.
Te la pasaste
buscándolo.
Huyendo desesperado
de un sitio a otro.
Escribiendo desesperado
de un margen a otro.
Pero puede que no haya suficiente mundo,
ni papel, ni amor, ni dicha,
para inconformistas como tú.

Que cada uno aporte lo que sepa,
escribiste un día
y es más que suficiente.

 

Sea como fuere, una buena ocasión para conocer y departir con otros compañeros del gremio y para recordar a una de las voces esenciales de la poesía social española.

PD. El homenaje tendrá una réplica, posiblemente, para octubre de este año, según los coordinadores, en colaboración con los Encuentros de Cultura de la Universidad de Murcia.

PD. 2 La gente de Citrum tiene en marcha un festival de microcortos dedicado este año a la lucha contra las enfermedades raras. Echadle un vistazo porque pinta más que bien y los premios resultan bastante interesantes.

Anuncios

Escribir un libro pulp (5): Prueba de imprenta

IMAG1131

Llueve. Ya iba siendo hora, según algunos. Las lluvias en esta parte del globo se han atrasado, respecto a otros años, a causa del cambio climático, o eso dicen los penquistas.

Llaman por teléfono. Es Janise, de la imprenta. Dice que ya tienen la prueba de imprenta de Negra, fría, dura y en tu boca, que pase a echarle un vistazo y a darle el visto bueno.

No me apetece salir a la calle, pero tardo menos de dos minutos en calzarme las botas, la gorra y el abrigo. Caen chuzos de punta y mi paraguas se revela como un chisme inútil ante cada nueva ráfaga de viento. Llego empapado a la imprenta, pero llego.

El resultado es éste:

pruebadeimprenta

Experimento ese revoltijo de sensaciones que sobrevienen con la paternidad: Como si alguien te pellizcara las tripas y te las retorciera. Como darte una ducha bajo una catarata de miedos y esperanzas.

Al rato, mi pareja llega a casa y, como si hubiera presentido lo ocurrido, con una botella de vino bajo el brazo. Hora de celebrar. Hemos perdido la costumbre de celebrar las pequeñas victorias del día a día. Hay que celebrar cada pulso ganado a la muerte y éste lo es. ¡Celebremos! ¡Salud!

Le saco una foto a la botella junto al libro, sólo porque es un carménère “Los asesinos” y porque la cara de Émile Dubois y las manchas de vino/sangre hacen juego con los relatos: La perfecta combinación criminal de la noche.

IMAG1241

Postdata: En esta misma línea pulp, los compañeros de Vinalia Trippers acaban de publicar el número 12 de su fanzine. Spanish Quinqui se titula la criatura y tiene pinta de merecer mucho la pena. Literatura subterránea a cargo de Jose Ángel Barrueco, Patxi Irurzun, Pepe Pereza, Mario Crespo, Vicente Muñoz Álvarez y otros tantos representantes contemporáneos del género en España.

La Fanzine #10 y Catálogo de invierno


Aquí en Chile los libros son “harto caros”, como dicen por estos lares.
No en vano, tienen uno de los impuestos al libro más altos del mundo, si es que no es el más alto.

Dejando de lado lo que eso conlleva (no tengo ganas de ponerme en plan crítico político esta mañana) los hechos son que llevo tiempo sin poder llevarme un buen libro a las manos.

El sistema burocrático chileno dificulta el acceso, de igual forma, a los libros de las bibliotecas municipales. A mí, sólo me está permitida la lectura en sala, ya que para alguien que no tiene la nacionalidad o la residencia definitiva en este país, el servicio de préstamo es poco menos que una utopía.

Es por eso que esta mañana me he llevado una doble alegría: La Fanzine #10 (bajo la temática del “desengaño”) y el último poemario de la compañera de poesía furiosa, Katy Parra, disponibles para su lectura on line.

Es tanta la alegría que, al igual que los bibliotecarios del poema rimbaudiano del post anterior, se me excitó el miembro al rozar las espigas. Vamos, que los dejo por aquí, para quien quiera leer, por la patilla, algo de poesía contemporánea de calidad:

Pincha sobre los enlaces para leerlos:
LA FANZINE #10 (VVAA)
CATÁLOGO DE INVIERNO (KATY PARRA)

Cosas que nunca te conté, maldito blog


Seré breve, seré parco en palabras.

Antes de tomar el vuelo en dirección a Santiago de Chile, hubo algunos pequeños acontecimientos de los que a un escritor de talla humilde le jodidamente hacen feliz.

El primero fue recibir un ejemplar en papel (más otro par de ejemplares de regalo que la gente de La Vida Rima tuvo a bien de enviarme) del especial Fin del Mundo de la revista de relatos Al Otro Lado del Espejo, en el que aparece mi relato “Ingrid y el camino a ninguna parte”. Uno de los relatos de la trilogía apocalíptica breve que me dio por escribir hará un año.

Aquí la revista en versión digital:


Por otro lado y como acto de fin de curso para los talleres de ficción que estuve realizando en Lorca, celebramos un recital, en el que les di repaso cronólogico a mis poemas (desde el cuasi-inédito “Insert coin again” al artesanal “Caviar para gusanos”). Un recital que, para mí resultó bastante especial, por el ambiente, por lo arropado que me sentí, porque era como recitar poesía con una cerveza recién sacada del congelador y zapatillas de andar por casa.

Isa Millán y los demás componentes de “La Sala de Estar” propiciaron el clima adecuado, le buscaron un lugar privilegiado a mis poemarios cartoneros y adquirieron los que me sobraron para poder venderlos ellos por su cuenta. ¡Desde aquí, mil gracias, gente!

IMAG0934

Mención aparte habría que hacer sobre los alumnos del taller de ficción de Murcia en la asociación “La Azotea”, donde Fer y, especialmente Eva, también me hicieron sentir como en casa durante los meses en que se desarrolló dicho taller.

Pese a la insistencia de Thomas y a contar con la presencia de Sandra e Itziar, me fue imposible poder asistir a este evento que, para mí, tenía un carácter especial, -el que ellos pretendieron darle-: un evento multidisciplinar, donde sacar al escritor de su soledad (algo que había sido un tema recurrente durante el curso). Convertir la creación artística en una fiesta para los sentidos. Me consta que así fue, aunque no disponga de imágenes para mostraros de aquella noche, sí que tengo el cartel. También tengo las palabras de ánimo que nos cruzamos, por medio de mensajes privados, ante mi inminente viaje a Sudamérica. Aunque ésas las guardo para mí.

Gracias a todos.

enestado

Una de fanzines



Mientras terminan de cocerse un par de revistas para las que he escrito unas colaboraciones, he recordado el número de un fanzine que salió el año pasado y del que no me hice eco.

Se trata del “Trippers from the Crypt” de los inefables “Vinalia Trippers“, para el que escriben gente de la talla de David González, Patxi Irurzun, Carlos Salem o Vicente Muñoz Álvarez.

Un número especial sobre cadáveres, tumbas abiertas y cerebros comestibles. Literatura pulp patria de la buena. Podéis leer el número íntegro pinchando arriba.

Os dejo, además, el número especial de Poemash que acompaña a este viaje a la cripta de la literatura:

Aserrín, aserrán… manifiestos, cursos y San Juan


Pasado el día de rigor para sobrellevar la resaca de un fin de semana de presentaciones, cursos y hogueras sanjuanescas, hago recuento de todas las cervezas que me he podido tomar todo lo que he aprendido y visto este fin de semana.

El jueves por la noche asistimos a la fiesta iletrada de presentación del Manifiesto Azul 12. Allí, además del reencuentro con amigos y compañeros, y la oportunidad de conocer a más colegas del oficio bajo la bandera iletrada, pudimos asistir a un recital con los poemas de Antonio Pérez Abril, Joseda Espejo, Alberto Caride, Marta Delgado, Pedro Pujante y otros; la novela negra en 15 líneas de José Óscar López, los microrrelatos de Álvaro Pintado, la historia del hombre más cabrón que pisó la faz de la Tierra por Vega Cerezo o la recomendazión  de la escritura de la ya fallecida Wislawa Szymborska dada por Fernando H… Todo eso y más. Cerveza y sudor. Sudor debido al abarrotamiento de la sala. Y es que el Manifiesto Azul tiene ese efecto. Llena espacios. En el sentido que quieras entenderlo.

Os dejo unas instantáneas de la noche:

Basilio Pujante, dirigiendo el cotarro.

Marta Delgado [EME], leyendo su "Hubo un tiempo"

Joseda Espejo leyendo "Bolañiana"Álvaro Pintado y su "Autodefinido"José Óscar López y su "Novela negra en 15 líneas"Yo, leyendo "Desheredados"Una vista de la cuarta pared

María Rain cerrando el evento con sus canciones

Y éste es el Manifiesto de marras, objeto de deseo de la noche:

Del resto del fin de semana me quedo con algunas cosas dignas de mención, como las charlas sobre cómo diseñar, negociar y financiar un proyecto cultural que nos impartió Santiago Arroyo o la charla sobre redes de espacios culturales que nos ofreció José Luís Rodríguez, dentro de las jornadas de Participación y Gestión de Proyectos y redes Culturales Independientes que organizaba La Azotea, el Ateneo huertano de Los Pájaros y el centro de operaciones artísticas de El Quirófano.

Más tarde, alguien dijo “huele a gasolina” y al poco teníamos una hoguera crepitando a varios metros de altura y achicharrándonos la jeta. Hogueras prefabricadas, que tienen su gracia y no. Los bomberos rondando. Queimada y un tipo poniendo la voz de Manolo García tras un micrófono. Debía haber ganado España porque vi muchas camisetas de esas que exhiben el orgullo nacional. Ganado a fútbol, digo.

Parece que el verano ha llegado.

Y, sin embargo, noches atrás tuvimos tormenta eléctrica en Alhabama. Cosas veredes.

He aquí la prueba:

Foto de José Antonio Cánovas

Poco más que reseñar, salvo que anoche le di una patada a una moneda de dos céntimos que había en la acera y se fue rodando, cuesta abajo, sin llegar a caer.

Luego, le perdí la vista.

¡Mañana, manifiéstate…! en La Azotea


Para mí, es motivo de alegría cada vez que los compañeros de Colectivo Iletrados editan un nuevo número de su (¿podríamos hablar ya de fanzine de culto?) Manifiesto Azul. Y no sólo porque los que en él colaboran (una considerable caterva de narradores, poetas, reseñadores, traductores e ilustradores) conformen una pequeña antología de lecturas actuales y frescas que siempre me apetece leer y releer.

Tampoco porque hayan venido accediendo (sin rechistar, oye) a publicar los modestos aportes, que les he mandado, en forma de poesías o relatos o trastos literarios.

El principal motivo de tanta euforia es poder hacerme con un nuevo número de Manifiesto Azul que, de por sí, es una pequeña obra de artesanía. Un librito azul que el Colectivo extrae de las sombras y nos entrega, cada tantos meses, de un modo plenamente altruista. Gratis. Por la cara. Porque sí, porque palpita dentro, (que, por cierto, es el mejor modo de hacer nada).

Yo, de momento, los voy guardando bajo llave, esperando el día en que estas piezas únicas valgan un pastón y me pueda forrar y prejubilar, tras venderlos por Ebay.

A los interesados: el Manifiesto se propagará de mano en mano, mañana. Sobre las diez de la noche. En el local de La Azotea, en Murcia. También habrá recital de poesía y relato y música en directo.

Luego no digas que nadie te avisó.