Poesía de Guerrilla (versos contra el ‘establishment’ de tu mente)


Empecé a escribir “Poesía de Guerrilla” lleno de ira y desencanto. Empecé a escribir “Poesía de Guerrilla” después de escupir junto a Boris Vian; mientras releía a Vicente Aleixandre y a Nicanor Parra; mientras descubría a Sylvia Plath, a John Cooper Clarke y a Raúl Nuñez; mientras volvía a releer a Miguel Hernández, a Blas de Otero y a cummings. Empecé “Poesía de Guerrilla” manchado de los versos de Gsús Bonilla, Deborah Vuküsic, Xaime Noguerol, Sergi Puertas, Joseda Espejo, Joaquín Piqueras o Batania.

Seguí escribiendo “Poesía de Guerrilla” al empezar la spanish revolution y mis versos también quedaron manchados de la sangre y los moratones producidos por la policía del Estado que, a su vez, eran mostrados en abierto por los mass media.

Este libro se convirtió, de este modo, en una especie de autoaprendizaje poético y vital: “Aprende a bailar la danza de la vida…” me dio por decirme a mí mismo, en algún que otro poema.

Éste es un libro con 32 poesías (en origen eran unas 40, pero la revisión final se llevó algunas por delante), una moraleja final, dos prólogos y un epílogo (a cargo, respectivamente, de José Daniel Espejo, Abel Aparicio y Esteban Gutierrez Gómez, a quienes estoy realmente agradecido).

La Revista Groenlandia, por medio de su directora infatigable Ana Patricia Moya, pensó que sería buena idea que este libro formara parte de su colección y, he aquí que, tras casi un año de espera, “Poesía de Guerrilla” llega a vuestras pantallas en edición digital, para que no existan trabas para su lectura, para que se propague y viaje libre saltando de mente en mente de aquellos que quieran asomarse a este abismo.

Ahora, releo mi propia obra y pienso que la poesía que escribo actualmente se ha relajado un poco, en pro del pellizco emocional, de la búsqueda del hecho puramente poético en lo cotidiano, y en detrimento de la crítica social o del enfrentamiento mental con el establishment.

Pero estos son mis orígenes más puros y, desde aquí, los reivindico y os invito a todos a luchar.

A luchar contra la métrica que alguien o algo estableció, valiéndose de la desidia, dentro de nuestras cabezas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s