Poemas liberados: Accésit poesía Creajoven 2011



Estos son los poemas que se llevaron el accésit del Creajoven de Poesía 2011 y que forman parte, junto al resto de obras literarias premiadas, del libro que la organización del concurso editó bajo el título de Literatura Creajoven 2011.

Teoría del Caos

Cualquier sistema tiende al desorden.
No hay más que vernos a ti y a mí.
Desorbitados
por atractores extraños,
gravitando en torno
a una situación impredecible.

Y es que lo nuestro
es puro amor cuántico:
Donde tú ves una onda,
yo veo una partícula
y ambos creemos
estar en lo cierto.

Así que bate tus alas
conmigo, nena,
mientras quede noche y ginebra.
Mañana nadie evitará
que un huracán
arrase Hong-Kong.

Ríete de la muerte

Fue haciéndote el amor
con la marcha fúnebre de Chopin
de fondo
que, como críos,
nos reímos de la muerte
un rato.
Hagámoslo otra vez,
sin esperar a que ella
se carcajee de nosotros.
El último siempre lo hace mejor.

Tú, yo, ahora

Yo soy las palabras
que dilatan tus pupilas.
Tú eres el trago de veneno
que me sabe a vino.

Picahielos

Yo tenía un corazón frío,
según tú.
Será por eso
que no dudaste en emplear un picahielos,
para hacerlo cubitos,
aderezar tu maldita copa
y largarte con esa sonrisa de borracha.

Musa Blues

En tu ausencia me ensaño
con esa sábana enroscada
y no produzco más que basura,
detrito en forma de palabras.
Le escupo sílabas sin sustancia
en un vano intento por dejar constancia
del presente,
como las notas que suenan por la radio.
Y no puedo evitar
este sentimiento de invalidez
espiritual.
No puedo reprimir las arcadas
del corazón.
Así que decapito otro cigarrillo
y me dejo morir sobre el colchón,
abrazando mi estómago
como un crío en el interior del útero.
Pero… ¿Dónde estás?
No puedo pegar ojo
y cabeceo en mi ansiedad.
A falta de ti abrazo a la almohada,
la hago presa de mi cuerpo,
mientras le susurro,
a oscuras, vulgares palabras soeces.
Y entonces te descubro
sentada en mitad del cuarto,
desde donde trepas hasta mí
como un mal sueño.
Ahora ya no quiero jugar,
-te digo-,
pero tú no escuchas
y con sonrisa torva
montas a horcajadas
sobre mi espíritu.
Jadeo y gimo
y aunque quisiera resistirme,
me es imposible frenar la escritura histérica,
el negro borbotón de tinta.
Polución nocturna
sobre el papel más cercano.
Esbozo de un poema
que no sé si mañana entenderé.
Suspiro de puro éxtasis.
Me vuelvo y ya no estás.
Y, de nuevo,
en tu ausencia,
me entrego al sinsabor
de la falta
de tu aliento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s