¡Leed, malditos, leed!


Hace unos días se celebraba el Día del Libro. No escribí nada al respecto al estar de viaje y lejos de un teclado y una conexión a internet (menos mal, dios mío).

El Día del Libro…
Cada vez que se celebra el Día de algo no es más que un recordatorio de aquellas cosas que sabemos que deberíamos tener más en cuenta, pero que luego en la práctica olvidamos con facilidad [p.e. el Día del Padre, el Día de la Mujer, el Día contra la Pobreza o (el mejor de todos) el Día del Trabajador].

Así que, el Día del Libro…
Se dicen muchas cosas bonitas sobre el libro: que si el libro educa, que si el libro enseña, que si el libro te hace mejor persona… Chorradas. Desde luego, el Libro es una de las pocas herramientas contra la ignorancia. Que la gente decida usarla o no, eso ya es cosa de cada uno.

No voy a empezar a listar las facultades de un libro. Un libro, al fin y al cabo, no es más que un pliegue de hojas llenas de letras que dicen cosas (que resulten interesantes dependerá de quien ordene las palabras sobre las hojas).

Un libro tiene muchos usos, ya lo sabéis. Un libro puede auxiliar una mesa coja. O puede servir para esconder cosas ilegales, si hacemos un agujero en su interior. Las hojas de un libro pueden salvarte de un apuro si te da un apretón en el bosque.

Pero no voy a deciros qué obtener de un buen libro. Me limitaré a mostrar a un par de ejemplares que dudo que hayan leído a Dostoievski y que cada uno saque sus conclusiones:

Efectivamente, si tu vocación no es terminar convertido en un cultureta mascalibros, siempre puedes darle a los programas chorra, el patético periodismo de callejón o la escalada extrema de ventanas y tejadillos.

No pasa nada. El libro no se enfada si no lo lees. Cada uno a lo suyo. Y ya está.

——

A propósito de todo esto, el Colectivo Iletrados lleva unos días celebrando su “Semana del libro” con recomendaciones literarias de unos cuantos amigos. Aquí va la mía.

Anuncios

Un comentario en “¡Leed, malditos, leed!

  1. Pues no he podido ver el video, pero cuánta razón tienes sobre lo que dices de los libros. Estar están…pero sólo para quienes los leen. Yo soy una maldita lectora y espero que la vista me aguante hasta el final.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s