Los tiempos están cambiando


(Os enlazo la canción para melómanos y fans de Watchmen )

Ya hace tiempo lo anunciaba el bueno de Dylan: los tiempos están cambiando. Una tremenda canción aquella, para una realidad que, ciertamente, siempre está en movimiento. Porque… bueno, ¿qué no está en constante cambio?

Heráclito también veía este aspecto de la vida y lo resumió en su conocido aforismo: Nadie se baña dos veces en el mismo río.

El desafío, entonces, es hacerle entender a todos aquellos que se oponen a algo tan natural como son los procesos de cambio que esto es así, por mucho que uno se resista y cierre los ojos y patalee y quiera negar lo evidente.

Para el que se haya perdido a estas alturas, hoy hablo de autores y de los cambios a los que se enfrentan… O mejor sería hablar de los cambios a los que no han de enfrentarse, sino a los que han de adaptarse.
Para ello me serviré de una de las estrofas de la conocida canción de Bob Dylan. Un párrafo que dice así:

Venid escritores y críticos
que profetizais con vuestra pluma
y mantened vuestros ojos abiertos.
La oportunidad no volverá a repetirse.
Y no hableis demasiado pronto,
pues la rueda aún está girando
y no está diciendo a quien
va a designar.
Pues el perdedor ahora
va luego a ganar,
porque los tiempos están cambiando.

Es evidente que aquí el cantautor va por otras lindes, pero sus palabras son facilmente extrapolables.

El pasado 6 de febrero, hace apenas una semana, el escritor Juan Gómez-Jurado lanzó uno de esas bolas de nieve, que la inercia acaba convirtiendo en avalancha.
Dicho autor había escrito un flamígero artículo en la revista on line Alt1040, que bajo el título de “La piratería no existe” cargaba contra la Ley Sinde y sus repercusiones.

Reproduzco aquí las últimas palabras del artículo por inspiradoras y razonables:
“(…) Vivimos el advenimiento de un cambio de modelo que está dando como resultado la era más luminosa de la humanidad, y ahora mismo hay centenares de adolescentes en nuestras calles que llevan dentro de sí el potencial para ser los cantantes, los escritores y directores del mañana. Ellos también están descargando. No paréis nunca de hacerlo, ni de soñar. Y a quienes soñamos primero, os digo: dejad de tener miedo y abrazad el futuro de una vez por todas.”

Unas palabras muy motivadoras que acabaron teniendo este efecto:

El famoso cantante era ni más ni menos que Alejandro Sanz y la respuesta de Gómez-Jurado no se hizo de esperar: la creación del sitio web 1libro1euro donde el escritor ofrecía gratis la descarga de uno de sus libros más vendidos, con la posibilidad de que quienes descargaran pudieran donar voluntariamente un euro que iría destinado a la ONG Save the children. Resultado: En menos de una semana, dicho proyecto había recaudado 30.000 euros en conceptos de donación (no sé por cuánto irá a día de hoy). Es decir, mucha gente pagó el euro propuesto, cuando en principio no tenían porque haber dado NADA.

Y… ése es el momento en el que la audiencia empieza a gritar histérica y a tirarse de los pelos. ¡¿Entonces qué debemos hacer, gritan algunos escritores, poner gratis nuestras novelas en internet y donar las ganancias?! ¡Los artistas no viven del aire!, gritan otros y Eso es una campaña de marketing que ha Gómez-Jurado le ha salido bien, dicen los menos críticos.

Bueno, puede que todo eso tenga una parte de verdad. Sin duda, el escritor se ha ganado la simpatía de muchos internautas con esta iniciativa. Pero el suyo es el ejemplo más inmediato de que internet como plataforma de comunicación funciona y que es más conveniente adaptarse a los nuevos tiempos que intentar luchar contra ellos.

No digo que los artistas deban contribuir gratis a la cultura de un país, pero sí que deberían ir abandonando el camino marcado y probando nuevas fórmulas para el lanzamiento y la difusión de sus proyectos creativos. Que aquí y ahora se impone la innovación, la originalidad y el darle al coco y el que no quiera ver eso terminará bañado por aguas distintas, por mucho que no quiera moverse de la orilla.

Anuncios

2 comentarios en “Los tiempos están cambiando

  1. Debemos encontrar la fórmula para que los creadores puedan vivir de sus creaciones desde todas las plataforma posibles. Internet es imparable, como decía Álex de la Iglesia Internet ES ahora y debemos encontrar las formas para interactuar. El río nunca es el mismo y las personas tampoco deberían serlo. Absurdo, nadar contra corriente. Me ha ENCANTADO este post, como todos…Un beso grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s