Streaming in extremis

Mientras las editoriales, discográficas, artistas, SGAE se devanan los sesos tratando de buscar una forma de “ponerle muros al campo” , mientras USA patalea porque España es uno de los paises que con mayor fervor se entrega a eso de la piratería (sí, trasegar ron, saquear navíos a la deriva, matar a los tripulantes, violar a sus mujeres, para más tarde descargarnos gratis sus archivos) otros se entretienen en proyectos que denotan una actitud más social con respecto a este problema.

Los integrantes de 24symbols, una especie de Spotify para libros made in spain, lo tienen claro: “queremos facilitar la lectura a todo el mundo. Porque leer nos hace libres. Porque creemos en un modelo donde lectores, editoriales y anunciantes salgan ganando”.

La idea es sencilla: No puedes descargar un libro, pero sí leerlo on line o en algún dispositivo ad hoc, aceptando la inclusión de publicidad. De esta forma se evita el intercambio de archivos. Si no quieres publicidad y deseas un acceso más libre al contenido, entonces has de pagar. Simple ¿no?

Si este proyecto es viable o no (es decir, si colará en las molleras de todos esos lectores potenciales) es algo que se verá con el tiempo. De momento, prometen una apertura de puertas en versión beta para dentro de 10 semanas.

¿Será ésta la solución definitiva al problema de las descargas?
Yo tengo una palabra que decir sobre esto, pero lo dejaré para más adelante, a ver qué tal se presenta el oleaje mañana…

Anuncios

2 comentarios en “Streaming in extremis

  1. Para mi el tema con la descarga de los libros es que luego debes leerlos en pantalla o imprimirlos. Además aunque sea más barato el libro pierde sus tapas, su olor, su tacto, su visión, su compañia…Prefiero ir a las bibliotecas en caso que no me lo pueda comprar. las bibliotecas son amables y silenciosas y siempre guardan secretos y personas especiales.

  2. Bluess:
    Es cierto que el libro pierde parte de su esencia (y que yo prefiero seguir teniendo un puñado de páginas en las manos, aunque resulte menos práctico).

    Pero tambien es cierto que ni en las bibliotecas, ni -puede- que en tiendas especializadas encuentres un repertorio de obras tan amplio como en Internet.

    Todo evoluciona y parece que el libro -pese a lo que se resiste- también. Hay muchas obras actuales, sobre todo de autores no tan consagrados, que posiblemente sólo pueden adquirirse en PDF…

    Gracias por el guiño jaja.
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s