Rendibudeando

Ayer, festividad de San Eric, recibí en casa un sobre acolchado sin remitente.

Yo, que ya no suelo recibir más correo que el que llega a mi cuenta de gemail (bueno, sí, el banco aún me escribe mensualmente), me ilusioné como un crío de 26 tacos (¿Qué será? ¿Qué será?), esperando un regalo sorpresa de alguno de mis allegados. Nada más lejos de la realidad, aunque ya me parecía raro a mí, ya…

Como me gusta hacer ceremonias de pequeños detalles como éste, me acerqué a la cafetería más cercana, me lié un cigarrillo, di una calada (todo esto lo digo para dejar patente la calma con que ejecuté el proceso) y abrí el sobre.

Durante una fracción de segundo debieron flotar grandes signos de interrogación sobre mi cabeza al ver lo que contenía el misterioso sobre: ¿Unas caretas de oso blancas y rojas? ¿Pero que coj…?

Luego comprendí: Eran invitaciones para la entrega de premios del Concurso de Artes Multimedia Rendibú 2010 y esas caretas querían decir mucho más: Esas caretas me informaban de que era finalista del mismo en su apartado de relatos cortos. La sonrisa no se borró de mi cara en horas. Había resultado una agradable sorpresa.

El premiazo (2500 pavos contantes y con deducciones fiscales, por supuesto), se entrega el próximo 28 de mayo en el Auditorio Víctor Villegas de Murcia. Pero, independientemente de lo que ocurra, yo ya me siento ganador con un relato que ocupa un puesto entre los diez preferidos por el jurado.

Si os apetece echarle un vistazo al relato en cuestión, así como puntuar su calidad o comentar algo sobre él, no tenéis más que pinchar AQUÍ y seleccionar luego en el título del mismo (“Cliffhanger”).

El relato está escrito cumpliendo con un doble objetivo: Por un lado, experimentar con un recurso propio de la ficción como es el cliffhanger (cuando una acción es dejada en suspense, para causar intriga por parte de quien está siguiendo la historia). Por otro lado, quería escribir una historia sobre gente que cree necesitar la ayuda de otras personas para resolver sus propios problemas y que, quizá demasiado tarde, acaban dándose cuenta de que nadie puede ayudarlos, salvo ellos mismos.

Leedlo y ya me contáis.

Anuncios

2 comentarios en “Rendibudeando

  1. UAUUUUUU!!!! congratulations honey!!!!!, Y GRACIAS por aclararme lo de
    cliffhanger, no tenía ni idea de palabra tan profesional.
    Me voy ahora mismo a leer el relato, y sí nadie puede ayudarnos salvo nosotros mismos….aunque en ocasiones hay personas que pueden darte ese empujoncito o entregarte una estrella de luz. Felicidades de nuevo, me encanta la careta!!!

  2. Gracias Bluess, pero aún habrá que esperar a ver qué pasa el 28. Pero gracias.
    Yo tampoco sabía el significado de “cliffhanger”. Cuando me enteré fue cuando decidí escribir un relato explotándolo como recurso. También me pareció un buen título 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s