“El guardián” no irá al cielo

El pasado miércoles murió un anciano. Esto no es de extrañar, la vida es así y todos los miércoles algún anciano abandona el mundo. Pero el anciano fallecido anteayer tiene una particularidad: Es el autor de una de las novelas más controvertidas del siglo XX. Un libro que en su tiempo fue condenado y casi vetado a los jóvenes, sobre quienes se creía que influiría negativamente sobre su moral.

Este simpático señor de la foto, que parece estar cabreado porque algún desaprensivo se le haya colado en la cola del súper, no es otro que el creador de una suerte de adolescente un tanto vago, un tanto inconformista (con esos ¡Jo! que repite hasta la saciedad) y con las hormonas un tanto alteradas. Vamos, un adolescente como cualquier otro. Un personaje al que podemos tenerle tanta manía, como cogerle cariño.

Fuera como fuese, “El guardián entre el centeno” es una de las obras más importantes del siglo XX y una de mis recomendaciones habituales.

Otro de los motivos por el que este es un libro salpicado de polémica no tiene nada que ver con el hecho de que reflejara las actitudes de un joven en plena década de los 50, sino más bien con esa especie de leyenda negra que persigue al libro. Se cuenta que al asesino de John Lennon le fue encontrado El guardián entre el centeno en uno de sus bolsillos en el momento de su detención. Peor aún, no fue el único homicida relacionado con este puñado de páginas: A John Hinckley Jr, quien intentara asesinar al ex presidente estadounidense Ronald Reagan, también le fue encontrado el libro en su detención.

Por ello, por haber dado forma a una historia de libertad, de fuerza adolescente, de experimentación, de sexualidad, alcohol y drogas. Un libro hecho para futuros asesinos… Por todo ello, Salinger no merece ascender entre ángeles, sino perpetuarse entre nosotros, entre los jóvenes, entre los inconformistas, entre los inmorales y potenciales lectores de su obra maestra (futuros delincuentes jaja) , en forma de libro.

Anuncios

3 comentarios en ““El guardián” no irá al cielo

  1. Me dio mucha pena cuando me enteré
    … y me ha vuelto a dar.
    ese texto, para bien o para mal, pero no deja indeferente nunca, a lo mejor eso lo hace tan magnífico, no sé… creo que hace poco lo comentamos.

  2. Veo que, tal y como creía, no es un libro que deje a nadie indiferente. Lo de la afición de los asesinos por Salinger era algo que hace tiempo me comentó una amiga, pero aún no he visto la relación entre el libro y los psychokillers. Sé yo de otros títulos que tras leerlos sí que dan ganas de matar a alguien jaja.

    Un saludo a ambas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s