“Todos los semáforos…” La novela

Mientras prosigue el tira y afloja entre internautas y defensores de los derechos de autor capitaneados por la SGAE. Mientras la debacle viene anunciada, tanto por aquellos que reclaman lo que durante bastante tiempo han considerado como propio (el producto texto-audiovisual de la cultura), como por aquellos que se rasgan las vestiduras y aparecen en los medios anunciando que España es el país con mayor índice de piratería del ¿mundo?… Yo he preferido tomar partido en este asunto de un modo distinto.

Hace aproximadamente un año terminé de escribir una novelita corta de corte realista aunque con bastantes tintes de terror y Ci-Fi, sobre un tranquilo pueblo de provincias en el que comienzan a suceder una serie de extraños acontecimientos. En ella, traté de reflejar algunos de los problemas de mi tiempo: Politicuchos que intentan hacerse con un sobresueldo a través de malas artes, virus contagiosos que amenazan con una epidemia, eterna insatisfacción de la gente en plena era de las telecomunicaciones…

Hoy esa obra verá la luz, gracias a esa plataforma en la que se pretende que no se distribuya ningún contenido artístico original del que algún editor pueda llevarse un pedazo de la tarta. No es que quiera joder a Ramoncín, es que para cualquier autor, músico, cineasta, dibujante que comienza… es más importante darse a conocer que pasar por el aro que, desde hace décadas, sostienen discográficas, productoras o editoriales. Y negarse a ver el potencial que, a día de hoy, internet tiene para ello, me parece absurdo. (Un inciso: alguien podrá decir que, desde siempre, la mejor forma de darse a conocer ha sido a través de estos mediadores. Pero como dijo aquel filósofo: Los tiempos están cambiando… la evidencia, por ejemplo, está aquí, aquí o aquí)

Desconozco si el estado de las cosas es distinto en otros ámbitos. Pero en el mundo literario tenemos un problema: Por un lado, los certámenes literarios de novela suelen traer consigo (en ocasiones) claúsulas por las que la editorial retiene TUS derechos de explotación sobre una obra durante el tiempo que ellos estiman suficiente. Es decir, a cambio de una bonita suma (1000, 2000, 3000, 6000 euros) sacan el jugo a tu creación hasta que ya no hay más zumo que exprimir. Por otro lado, una editorial que contrata una obra a un escritor basa su relación en un pacto de fe. Es decir, si la editorial asegura al autor que ha vendido X ejemplares de su obra, al autor no le queda otra que creerlo y percibir la cantidad conforme a lo que le han dicho. El nunca sabrá si lo que le han asegurado es cierto o no. Este tema ha causado grandes controversias en el mundo editorial últimamente.

Así pues, viendo el panorama ¿qué tiene uno que perder?

Por lo que dejo a disposición vuestra la lectura gratuita y por entregas de esta novela titulada “Todos los semáforos en rojo”. Espero que la disfruteis tanto como yo lo hice al escribirla. (Por cierto, se recomienda usar Firefox, Chrome o algún otro buscador más optimizado que Internet Explorer)

Anuncios

3 comentarios en ““Todos los semáforos…” La novela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s