Capas

Yo sé que bajo tu piel hay una persona. Bajo la piel de cualquiera, quiero decir.

Es raro el día que conocemos a alguien y conseguimos conocer a la persona que hay tras la indumentaria, tras la actitud, tras los gestos. Lo que conocemos en dichas ocasiones es a la versión “social” de dicho ente. La cara que ésta nos quiere mostrar. La carta comodín de entre el mazo de naipes. Pero, sé con seguridad que la gente no es ese compendio de formalidades, protocolos, respuestas esperadas, normas, éticas, reglas, ritos, convenciones sociales, actos de cortesía… hipocresías, por reducirlo todo a una palabra.

La auténtica persona subyace debajo de todo eso y para llegar a conocerla (que es algo que, en ocasiones, no llega a suceder jamás) debemos excavar hondo. La gente que me conoce sabe bien cuán poco me interesa en qué trabajan, dónde viven, cuál es su posición social o cuales son sus vicios o sus defectos. Como seres futurizos que somos, sólo hay una pregunta que plantear cuando, en este mundo de apariencias, pretendemos hablar enteramente de corazón a la persona que hay tras la armadura: ¿Cuáles son tus sueños?

No hay hombre o mujer sin anhelos, de igual forma que no hay hombre o mujer sin un escudo de apariencias que le permita defenderlos en el más profuso silencio.

Anuncios

Un comentario en “Capas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s