El Rey Cerilla: los orígenes

Debía ser una soñolienta mañana de invierno, allá por el año 2000, cuando un joven amortajado en las sabias palabras de Platón, puestas en boca de su exuberante a la par que autoritaria profesora de Filosofía (una suerte de dominatrix con gafapasta, cara de mala leche y falda de vuelo), dejó su mano divagar… sobre el papel cuadriculado de una libreta.

Este joven, un tipo guapo, alto, culto (ejem, ejem…), estaba a punto de crear una nueva vida sin saberlo.

En un alarde de originalidad, lo primero que esbozó con aquel boli Bic fue un monigote. Un ser compuesto de un círculo por cabeza y algunas líneas formando el cuerpo y las extremidades. No contento con su obra, aquel joven estudiante decidió que podía perfilar aún más a aquel ser, creación suya, y como si de un dios cualquiera se tratara decidió dar una personalidad a aquel monigote. Algo que le insuflara un aliento de vida propia… Y le puso una corona.

Bien, ahora era el rey de los monigotes. Pero entonces, el joven Dios-joven, pensó: Lo cierto es que ser el rey de los monigotes es una mierda. ¿Qué podría otorgar sencillez, a la vez que solemnidad a este Ser? Por entonces, Platón aún no había salido de su caverna.

Una idea se iluminó en la mente del joven Dios-joven y se plasmó como tal en el papel. Aquel monigote se parecía a una cerilla, de hecho… ¡Era el rey de todas las cerillas! Su cuerpo sería quebradizo y pasajero, pero su mente no. Su mente ardería por siempre, aportando luz, observando a los aburridos filósofos con una ceja alzada, disfrutando de las historias que los trovadores traían hasta el reino.

Desde entonces y durante largo tiempo, el reinado del Rey Cerilla quedó enterrado bajo montañas ingentes de papel de libreta y apuntes.

Hace poco fue redescubierto por eminentes arqueólogos y estudiosos.

Y esta es su leyenda…

Anuncios

6 comentarios en “El Rey Cerilla: los orígenes

  1. Me siento cortesana de la Corte del Rey Cerilla, sé que reinará por muchos años y que su mente flamígera nos iluminará a todos. VIVA EL REY!

  2. Stultifer y Bluess, encantados de que seais los primeros en pasaros por aquí.

    La alfombra roja de bienvenida es toda vuestra, espero que encontreis un buen entretenimiento por aquí y, por supuesto Bluess, encontraos como cortesanos en vuestro propio reino.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s